¿Por qué nos suenan las tripas?


Si te preguntas por qué ruge la la barriga, acompáñanos y te explicaremos las causas por las que nos suena el estómago y cómo evitarlo.

Motivos por los que nos suenan las tripas

Estos sonidos tan característicos reciben el nombre científico de borborigmos. Se producen en el abdomen al moverse el líquido y los gases que se acumulan en el estómago e intestinos, durante el proceso de digestión.


Normalmente, estos ruidos estomacales se escuchan horas después de haber comido, mientras nuestro aparto digestivo trabaja, llegando incluso a oírse cuando estamos en la cama y queremos dormir.


También podemos escuchar a nuestra barriga cuando se siente hambre. Determinadas sustancias que están en nuestro cerebro activan el apetito haciendo llegar el mensaje hasta el estómago y los intestinos.


Los sonidos intestinales pueden ser:


  • Hipoactivos: suponen una reducción en el movimiento del intestino.

  • Hiperactivos: producen un aumento en la actividad del intestino, generando ruidos tan fuertes que pueden ser escuchados por otras personas.


En general, estos sonidos son normales, demuestran que nuestro aparato digestivo funciona correctamente.


Sin embargo, cuando estos sonidos son muy frecuentes y excesivamente sonoros, o por el contrario prácticamente inexistentes, puede ser un indicativo de algún problema de salud.


Cómo evitar de manera sencilla los ruidos intestinales

Para evitar estos incómodos ruidos de tripas, hay que cambiar determinados hábitos muy básicos: un estilo de vida saludable, comer despacio masticando bien la comida y tener un control de las cantidad de alimento que se va a ingerir.


También hay que evitar el consumo de bebidas con gas y alimentos que produzcan un aumento de meteorismos intestinales (judías, brócoli, legumbres, coles, etc.) e incluso el chicle, ya que cuando lo masticamos estamos introduciendo una gran cantidad de aire.


Causas y síntomas de problemas

Determinas afecciones hacen que haya un aumento o disminución de los sonidos intestinales. Síntomas como el estreñimiento o diarrea, dolor de estómago, náuseas, abdomen hinchado y acumulación de gases, pueden ser causados por una obstrucción intestinal.


Cuando hay un aumento excesivo en los ruidos abdominales puede deberse a:


  • inflamación intestinal

  • diarrea

  • intolerancias alimentarias

  • úlceras

  • hemorragias


Algunas afecciones que causan estos síntomas pueden ser:


  • hernias

  • tumores

  • infecciones

  • niveles bajos de potasio en sangre

  • traumatismos


En cambio, cuando disminuyen o desaparecen estos ruidos intestinales, las causas pueden deberse a:


  • medicamentos

  • cirugía en abdomen

  • lesiones intestinales

  • radiación (como en los tratamientos para el cáncer)


¿Cuándo hay que acudir al especialista?


Es conveniente acudir al médico en los casos en que se experimentan síntomas como:


  • sangrado rectal

  • exceso de gases

  • vómitos y/o náuseas

  • diarreas frecuentes o estreñimientos prolongados

  • acidez gástrica

  • pérdida brusca de peso

  • sensación continua de saciedad

  • dolor abdominal


Una rápida atención médica puede evitar futuras complicaciones.


¿Qué pruebas se realizan para diagnosticar el problema?


Lo primero suele ser analizar los antecedentes médicos del paciente y una serie de preguntas sobre la intensidad y frecuencia de los síntomas.


Lo siguiente suele ser solicitar determinadas pruebas como:


  • endoscopia: se introduce en el abdomen una sonda flexible que va unida a una cámara, para capturar imágenes del interior.

  • TC: tomografía computarizada para tomar imágenes del abdomen.

  • análisis de sangre: permiten descartar alguna infección o lesión en los órganos.


Dependiendo de los resultado de estas pruebas el especialista preescribirá el tratamiento que mejor se adecúe a cada patología.


Esperamos haber resuelto tus dudas sobre por qué nos suenan las tripas. Pero no olvides que esto es una publicación informativa y nunca debe sustituir a la consulta de un médico.

Comentarios

Entradas populares de este blog